Protocolos de Enfermería - Servicio de Nefrología: Diálisis.  



 


LA HEMOPERFUSIÓN CON CARBÓN ACTIVADO

Obejtivo

La hemoperfusión es una de las técnicas de depuración extrarrenal basada en el empleo de sustancias absorbentes.
La hemoperfusión con cartucho de carbón activado consiste en hacer pasar la sangre por una circulación extracorpórea a través de dicho cartucho semejante a la HD, pero con la diferencia que no se hace circular baño de diálisis por el cartucho.

Material


1-Cartucho de carbón activado:
Actualmente el carbón activado se presenta como gránulos de carbón microencapsulado en una membrana de celulosa biocompatible, que protege a la sangre del contacto directo con el carbón activado, evitando así su acción microtraumática sobre las células sanguíneas.
No tiene conectores de baño.

2-Monitor de HD ó bomba de sangre con detector de PV y detector de burbujas.

3-Línea arterial con cámara arterial y transductor de presión.
Línea venosa con cámara atrapaburbujas y con transductor de presión.

4-Solución de suero glucosado al 5% 1000ml heparinizada según pauta médica.

5-Solución salina fisiológica 0’9% 2000ml heparinizada según pauta médica.

6-Solución salina fisiológica 0’9% 500ml para la reinfusión.

7-Bomba de infusión de heparina (opcional).


Ejecución

1-Verifique que el envoltorio del material se encuentra perfectamente integro, las fechas de caducidad y esterilización del material y que es el adecuado para realizar la técnica de hemoperfusión.

2-Verifique las instrucciones del fabricante, ya que pueden existir variaciones en cuanto al proceso de cebado (posición
del hemoperfusor, flujo sanguíneo, cantidad de suero para
el cebado etc.).

3-Verifique que la vía de acceso vascular funciona perfectamente antes de preparar todo el material.

4-Desprecinte el hemoperfusor, las líneas arterial y venosa, comprobando de nuevo que son los adecuados para realizar
la técnica.

5-Coloque el hemoperfusor en su soporte, arteria arriba y vena abajo.

6-Instaurar la línea arterial y venosa en el monitor, igual que para HD.

7-Conecte la solución glucosada al 5% heparinizada en el terminal que la línea tiene al efecto y cébela perfectamente
de extremo a extremo.
Verifique que no queda la más mínima burbuja de aire en ninguna parte de su trayecto, o de sus dispositivos (cámaras, conexiones).

8-Conecte la línea arterial completamente cebada al hemoperfusor, retire el tapón superior del hemoperfusor y
asegúrese de que no queda ninguna burbuja de aire en la conexión. Cada burbuja de aire que penetra en el hemoperfusor desactiva el carbón activado que se pone en contacto con dicha burbuja, perdiendo, por tanto, superficie efectiva el cartucho.

9-Gire 180º el hemoperfusor, (arteria abajo, vena arriba) quite el tapón del hemoperfusor que queda y conecte rápidamente la línea venosa. Nunca se hará antes de la conexión de la línea arterial.


Observaciones

1-El purgar primero con solución glucosada al 5% es para evitar la caída brusca de la glucosa sanguínea del paciente
durante la hemoperfusión. Parte de la dextrosa es absorbida por el absorbente del cartucho, dejando un medio hipotónico que podría causar hemólisis. Por lo tanto es necesario enjuagar el cartucho con suero salino.

2-La heparinización del sistema extracorpóreo se hará bien por bomba de infusión de heparina o administrándola en bolo según pauta médica.

 

 


Todos los derechos reservados. Se prohibe la reproducción parcial o total, ya sea en medios escritos,
electrónicos o de cualquier tipo, del material publicado en estas páginas web.
Para solicitar permiso de reproducción dirigirse al responsable de la web.
Todos los logos y marcas de esta página son propiedad del Complejo Hospitalario de Albacete.